Hair Excellence

Cierre tricofitico [Strip/Tira]

La tira ha sido el método tradicional de extracción durante algún tiempo, y es todavía una muy buena opción especialmente para hombres con una avanzada caída del cabello que buscan una cobertura máxima con los mínimos inconveniente.

Consiste en la extracción de una tira de tejido portadora de pelos de la parte posterior y lateral de la cabeza. El área donante se sutura para dejar una fina línea prácticamente invisible a través y sobre la cual crece pelo cubriéndola. Dado que el cierre causa muy poca tensión en el tejido, incluso inicialmente, esto permite que la técnica de la tira sea muy poco invasiva y suponga un cambio cosmético mínimo al cuero cabelludo.

Hay que tener presente que independientemente de lo bien realizada que pueda ser la sutura, el resultado es una cicatriz lineal, aunque ella pueda esconderse entre el propio cabello. Gracias también a la sutura tricofítica realizada, se puede llevar el cabello prácticamente igual de corto que antes de operarse. Aunque si se desea llevar el cabello afeitado o realmente muy corto, la cicatriz podría ser visible.

La técnica “tira” es un método probado y exitoso de extracción de folículos realizado por las manos adecuadas, aunque el paciente también tiene cierta responsabilidad en el cuidado post-operatorio. La curación superficial es relativamente rápida y la cicatriz queda habitualmente oculta por el propio cabello colindante. Los puntos de sutura deben extraerse a los 10 días de la cirugía por parte de personal médico. Una vez se extrae la sutura, el cuero cabelludo volverá a su pigmentación habitual, pero ello puede llevar unos cuantos meses. Un factor muy importante es que durante los dos primeros meses el paciente no debe someter la zona donante a una tensión o presión excesiva. Ello significa no realizar actividades o ejercicios hasta que la elasticidad del cuero cabelludo vuelva a la normalidad sin verse sometido a una excesiva tensión. Incluso la mejor sutura realizada puede ensancharse si se aplica mucha presión.

Cada UF se separa de la “tira” bajo microscopios de fibra óptica con tal de mantener la calidad del tejido, evitando que aumente la temperatura y que pudiera dañarse el folículo. Ello permite mantener sus UFs en su estado natural, dividiendo cada grupo según su número de cabellos. Mientras se preparan, se realizan las incisiones en la zona receptora para posteriormente colocar los folículos.

La cantidad de cabello que puede extraerse depende de ciertos factores: la densidad de la zona donante, la superficie de la zona donante segura y la elasticidad del cuero cabelludo. La elasticidad puede ampliar el ancho de la tira extraída, aunque el doctor medirá lo que cree que es seguro en la extracción sin comprometer la presión en el cuero cabelludo. En relación al método de sutura, la evolución en la extracción de la “tira” permite obtener una gran cantidad de folículos incluso en aquellos casos con una densidad o elasticidad por debajo de la media. La forma de extracción de la “tira” por parte del dr. Bisanga ha permitido que muchos pacientes con unas características medias puedan obtener más de 4000 folículos en una sola operación, incluso hasta los 6000, siendo la operación por “tira” de mayores cifras realizadas en Europa, y una de las mayores del mundo.

Incluso tras aquellas las operaciones por “tira” conocidas como megasesiones (más de 4000 UFs), pueden realizarse nuevas intervenciones siempre que la zona donante lo permita, pudiendo colocar la mayor cantidad de cabello posible. No obstante debe darse un tiempo prudencial de 12 meses aprox. entre una y otra operación para que la elasticidad/densidad del cuero cabelludo se recupere.

La nueva sutura tricofítica se ofrece ahora como el método estándar a todos los pacientes operados por “tira” sin ningún tipo de coste adicional con muy buenos resultados. Ésta comporta una sutura triple en la zona donante después de la separación del epitelio con el extremo inferior. Los resultados son muy buenos incluso en las grandes operaciones realizadas.