Hair Excellence

Extraccion de Unidades Foliculares (FUE)

La técnica FUE consiste en la extracción individual de grupos genéticos conocidos como “unidades foliculares” (UFs o folículos). Estas UFs tienen habitualmente de 1 a 4 cabellos. El instrumental quirúrgico empleado (punch) rodea la UF y con gran habilidad y precisión respetando el ángulo natural, el folículo es retirado del cuero cabelludo. La extracción es relativamente lenta comparada con las operaciones por “tira”, pudiendo extraerse y colocarse entre 1500 y 2000 UFs en un solo día. No obstante más importante que la cantidad es la tasa de crecimiento, y la cantidad de folículos obtenidos dependerá de cada paciente.

El dr. Bisanga cree que la técnica FUE ha demostrado ser una muy buena opción para aquellas personas con alopecias pequeñas e incluso en aquellos pacientes que han tenido intervenciones previas donde la zona donante ha podido quedar deteriorada, ya que la técnica FUE permite que la superficie donante sea mayor ya que se puede extraer de zonas donde la técnica “tira” no permite obtener folículos. Aquellas alopecias avanzadas (de NW4 en adelante) pueden tratarse con la técnica FUE, pero el paciente debe tener una zona donante con una densidad por encima de la media así como unas buenas características capilares, dejando al mismo tiempo más opciones de cara al futuro.

Desde que empezó a emplearse la técnica FUE, el tamaño de los punch ha ido variando, reduciéndose cada vez más. El dr. Bisanga ha estado en la vanguardia del desarrollo de esta técnica desde hace varios años, y con su experiencia prefiere usar punchs de menos de 1 mm, habitualmente de 0.75-0,8 mm. El dr. Bisanga ha demostrado que pueden extraerse folículos de 4 cabellos minimizando el trauma tanto en el cuero cabelludo como en la zona periférica del folículo, haciendo que en muchos casos la cicatriz no sea visible a simple vista y que el crecimiento sea el óptimo.

Para realizar una intervención FUE al más alto nivel, la zona donante debe afeitarse totalmente, excepto quizás en pequeñas intervenciones que necesiten entre 100-500 folículos, y en que el cabello colindante pueda camuflar la zona de extracción. El afeitado de la zona donante permite al doctor medir de forma precisa el ángulo de la UF sobre el cuero cabelludo, así como entender mejor su posición en el cuero cabelludo, un aspecto de gran importancia a la hora de la extracción. Si el concepto de la angulación de la UF, la variedad de tipos de cuero cabelludo y el proceso de curación no es entendido por el cirujano, el folículo no será removido de forma intacta, y tendrá como resultado un alto grado de transección o un bajo crecimiento en la zona receptora, y ello en cualquier caso es negativo para el paciente. A mayor sea la superficie de la cual se extraen los folículos, el aspecto de la zona donante seguirá siendo el más natural posible.

Si la técnica FUE se realiza correctamente en el candidato adecuado, el crecimiento y diseño puede ser excelente sin dejar signos obvios de cirugía. Con esta técnica se ha abierto la posibilidad de revisar y corregir cicatrices de antiguas operaciones producidas por “tira”, principalmente a través de la colocación de cabello sobre ellas sin necesidad de volver a reabrir la cicatriz ya existente. Ello permite obtener UFs fuera de la zona correspondiente a la “tira” y por tanto aumentar el número de folículos que pueden extraer después de múltiples extracciones por “tira”, así como no tener que causar una cicatriz lineal para aquellas personas que desean llevar el cabello realmente corto y que sólo necesitan un trabajo mínimo. Esta técnica también permite al doctor seleccionar ciertos cabellos con un grosor determinado para áreas específicas de la zona receptora, lo que tiene una gran importancia a la hora de diseñar por ejemplo la primera línea, las entradas y las zonas laterales, así como en la reconstrucción de cejas por ejemplo. En estos casos el cabello idealmente debe ser fino, pudiendo disponer de toda la zona donante para escoger aquellos folículos más idóneos para esa área tan específica. Obviamente la técnica FUE tiene sus limitaciones como las tiene la técnica de la “tira”, pero si el paciente es educado e informado al respecto conociendo las ventajas y limitaciones, las intervenciones mediante FUE han demostrado que pueden obtener resultados muy naturales en las manos adecuadas.

Estudio de la zona donante para estimar el capital donante que puede ser extraído con FUE

Superficie de la zona donante X densidad media (excluyendo cabello miniaturizado) = Total de UFs que pueden extraerse.

Ej. 180 cm2 x 80 = 14.400 UFs x 27% = 3.888 UFs disponibles (FUE)

A pesar de la que en las operaciones FUE las UFs pueden extraerse de una superficie mayor comparado con las operaciones por “tira”, ello no implica que con esta técnica puedan obtenerse más folículos. Para calcular el número de UFs que pueden extraerse de la zona donante segura, ésta se divide en tres zonas, ambos laterales y el área posterior, las cuales se estudian con detalle (densidad, cabello miniaturizado, etc.).

Sobre-extraccion de la zona donante

Debe existir un protocolo en el % de UFs que pueden extraerse de la zona donante antes de que ésta pueda quedar despoblada o tener un aspecto pobre. Si la zona donante no se gestiona de correctamente, el paciente verá reducidas las opciones de llevar el cabello corto, y al mismo tiempo y con una gran importancia, la zona donante se verá afectada para intervenciones futuras en caso de que tenga que intervenirse de nuevo. Ello es lo que se conoce como sobre-extracción. El dr. Bisanga extrae aproximadamente un 25-30% de UFs disponibles por cm2, dependiendo de las características y densidad de cada paciente. El dr. Bisanga otorga una gran importancia en preservar la zona donante con tal de hacer de la técnica FUE una técnica viable. Este % (25-30%) es lo máximo que el doctor recomienda extraer, aunque al mismo tiempo es aconsejable no extraer todo ello en una sola intervención. Si se utilizan punchs de un diámetro mayor, el resultado puede ser zonas de cabello despobladas o cicatrices más visibles. Ello se debe a que las UFs adyacentes pueden ser dañadas. La extracción de una UF es más complicada a mayor sea el punch utilizado, debido a que el folículo adyacente puede ser dañado tal como comentábamos.

Patron de extraccion

Incluida en esta cuestión, debemos hablar del patrón de extracción, el cual vendrá determinado por las características capilares de cada persona. Debido a que el nº de cabello por UFs puede variar dependiendo del área de la zona donante, es importante seguir un patrón de extracción adecuado con tal de no extraer una gran cantidad de UFs de un mismo tamaño en una zona particular. Es aconsejable no extraer folículos de múltiples cabellos unos junto a otros, ya que si no podrían quedar zonas donantes despobladas de cabello. Precisamente por ello, una de las ventajas de la técnica FUE es que el doctor puede escoger en cada momento las UFs más adecuadas sin perjudicar a la zona donante, y sin dejarla con poca densidad.

Caracteristicas capilares

Las características capilares de cada paciente así como la constitución de las UFs pueden jugar un papel importante. No es cierto que esta técnica sea la idónea para cualquier grado de alopecia o cualquier tipo de cabello, y por tanto habrá pacientes que no tengan las características necesarias para llevar a cabo una intervención FUE que le permitan obtener un buen resultado. Ello puede deberse a diferentes razones: densidad en la zona donante, grosor del cabello, % de cabello miniaturizado, textura del cuero cabelludo, etc. Si existe alguna duda cuando se realiza una consulta online, una consulta personal sería la mejor opción antes de tomar la decisión de operarse.